viernes, 15 de mayo de 2015

Beerli Beerloque, crónica de una mixtura & Paletismos

¿Qué es, cómo y por qué se hizo impliK2 y Santa Pau Beerli Beerloque?
“Magic Sour, stout con café, menta, cacao 100% y lactosa envejecida 2 meses en barrika de Somontano” ¿Se nos ha ido la olla? ¿Queríamos aprovechar restitos de merienda? ¿Exceso de pretensiones friquis? ¿Un mal porro? ¿No sabíamos que hacer un domingo por la mañana tras la misa de 11? ¿Nos creemos el Warhol de la birra o qué?
El conjunto no tiene mucho sentido, no, por eso quiero explicarlo.

“El caso es que metimos unos pocos litros de una cerveza con menta y cacao y otra con lactosa y café en una barriKa, dejamos que la magia actuara, y salieron más litros de ‘esto’[…]” Así reza en la etiqueta y es el mejor resumen.

Santa Pau había hecho unos cuantos litros de una birra con menta y cacao (bastante buena, por cierto, y eso que a mí no me gusta el After Eight) y otros pocos de una cojonuda stout con café y lactosa, ambas en cantidad insuficiente para acuñar nueva referencia y etiqueta e introducirla en sistemas informáticos pero excesiva para bebérsela o regalarla. Y Santa Pau no sabía qué hacer y me miraba con ojitos llenos de dudas y de santidad.
Y entonces se me ocurrió algo… ¿descabellado?
Jose acababa de hacerse con una barrica de vino de Somontano y no tenía planes para ella.
-¿Y si…? Le dije señalando la barrica con un gesto de cabeza.

-¿Qué?
-Que si las metemos ahí.
-¿El qué?
-Joder, Jose, pareces tonto!! Las cervezas, ¿qué va a ser??? –dije yo con mi afamada paciencia pedagógica.
-¿Las dos???? – deduce Jose con esa vertiginosa deductiva suya.
-Sí, ¿qué pasa?
-No sé… ¿Y si se joden? –él siempre tan positivo.
-Pues la tiramos, ¿qué vamos a hacer? –como no la había hecho yo… lerelerele…
Y no sé jodió… o sí… pero a nosotros nos encantaba!!
Jose iba bajando cada pocos días culines de botella para seguir la evolución. Al cabo de dos meses decidimos que no iba a mejorar más, que ‘aquello’ ya estaba en su punto y que era el momento de embotellar
Como no sabíamos qué ‘vivía’ en la barriKa en términos de microbiología, no nos atrevimos a hacer priming en las botellas. A saber cómo reaccionaban los microhabitantes con el azúcar! Las birras habían perdido parte de la carbonatación previa en la barrica pero nos pareció que conservaba suficiente para el trago. A juzgar por el resultado, no calculamos del todo bien, pero he de decir que a mí me gusta mucho así, casi plana. He tenido la ocasión de probarla carbonatada (hay dos versiones de la birra, la de barril sí está carbonatada) y es cierto que mejora, pero sin gas me parece también cojonuda.
El nombre y el estilo… un reconocimiento a la fortuna que hemos tenido.
La elaboración de birra es una ciencia. Hacer buena cerveza, sea eso lo que sea, es muy difícil. El oficio de cervecero requiere inversión y saber hacer, con tooooooodo lo que ello implique. Ganarse la vida haciendo cerveza es también muy difícil. Sin embargo, la mayoría de exigencias no las impone la propia cerveza, las impone el mercado. La birra es solo birra, o sea, disfrute e intrascendencia, y ese punto banal es precisamente lo que la hace interesante.
Me puedo equivocar, perder la noción, la perspectiva e incluso la objetividad, pero nunca impliKría conscientemente mi marca con una birra que no ‘aporte’ algo.


etiqueta cerveza beerli beerloque implik2
Etiqueta de implik2 & Santa Pau Beerli Beerloque, de Julián Lozano.
Un truco de magia pretende una ilusión; conocer su funcionamiento acabaría con el efecto mágico. Ganaríamos en sabiduría pero la vida sería muy aburrida.
La magia es mágica y nunca sabes dónde ni cómo se va a dar el prodigio.
El caso es que metimos unos pocos litros de una cerveza con menta y cacao y otra con lactosa y café en una barriKa, dejamos que la magia actuara, y salieron más litros de ‘esto’, lector y quién sabe si también ‘bebedor’, que espero que te guste tanto como a nosotros. Lo único seguro es que te sorprenderá.
Que nadie espere que la repitamos, la magia es caprichosa e imprevisible.



En disciplinas gastronómicas, soy una auténtica paleta. Prefiero la cocina de cuchara de madera y cazo que la de instrumental quirúrgico y de laboratorio. 
Con la cerveza me ocurre justo lo contrario, ¿seré una snob? 
Lo que no soporto en ningún caso es el chorrismo, y abunda.

ME MUDOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

Este blog ha sido trasladado a otra dirección. Como no monetizo con él y solo lo leen mis conocidos, me la pela perder posicionamiento y h...